domingo, 10 de enero de 2010

En proceso de construcción.

La cera aún no está apunto, si se toca ahora puede quemar, y quedará marca para siempre. Tienes que esperar luego a que la pintura seque. A que los colores se acoplen al lugar indicado por cada precisa pincelada, captando así el mayor realismo posible y con ello mejores resultados. Después tienes que añadirle la sujeción precisa, adaptarla a tus medidas y asegurarte de que se sostiene para evitar un roce indeseado con el duro mármol dando como reusltado un suelo empapado de horas barriendo. Recuerda ser preciso en los detalles y tener paciencia. Al fin y al cabo una buena máscara de cera que muestra exactamente el rostro que quieres presentar a los demás, ocultando en el dorso las verdaderas facciones y gestos de confusos y complicados pensamientos... no es, que se diga, tarea fácil.



No lo conseguirás sin ayuda.

1 comentario:

The girl with the dirty shirt dijo...

No me voy a cansar de decirlo:
me encantan tus comparaciones y tus metáforas, y no me canso de leerte, gua pa.

(L)