martes, 26 de enero de 2010

BLABLABLA

Puedes nacer torpe, impulsivo, guapo, feo, lento, risueño, extrovertido, tímido...
Hablamos de temperamento. Naces con una serie de factores que condicionan luego tu carácter. Carácter + temperamento = personalidad.
Pero no naces con una personalidad determinada, sino que la parte restante es la que forjas, la que modelas, la que adaptas y es continuamente cambiante. Hablamos del carácter. Así es que nadie nace vago, ni tonto, ni inútil... sino que se hace vago, se hace tonto, se hace inútil.
La base de la inteligencia emocional es la autodisciplina, a lo que le sigue el autocontrol. Y este punto es facilísimo de entender, el problema está en desarrollarlo. Tu cuerpo hará lo que tú le digas que tiene que hacer. Y se acostumbrará a ello. Esto abarca todo. Si tu mente se mueve, lo hará tu cuerpo. Si tu mente es dependiente, tu cuerpo lo será también.
Podéis escoger las excusas que veáis convenientes de todo el repertorio que hay, pero la verdad es esta. Si eres como eres, es porque tú has decidido ser así.

Y punto.

1 comentario:

The girl with the dirty shirt dijo...

Para bien o para mal

Ratersh (es que es la palabra de verificacion que me manda escribir)