domingo, 8 de noviembre de 2009

Es sólo lluvia golpeando en los critales.

...así que no te alarmes, es sólo un día gris. Una tarde lluviosa. Gris. Lluviosa y gris, sí.Y qué bien sienta la comida al punto de sal, la ensalada refrescante, el solomillo tierno con ese toque que solo tu madre le puede dar. Y la cocacola fresquita, que apacigua la resaca del día anterior. Y luego el postre, ¿qué sería de una comida sin postre?, un yogur de mango. Y luego un té calentito, con una onza de chocolate de menta. Mientras esperas. ¿A qué? A que pase algo que de un giro de 180 grados al día. ¿Qué salga el sol? Quizás. O a lo mejor quiero que llueva siempre, a lo mejor me gusta que llueva, y que la gente corra de un lado para otro para atecharse. O a lo mejor no. Quizás sólo quiero un rato de Sol, entre tanta lluvia, así sale el arcoiris y puedo ver el reflejo de los colores en el cristal de mi habitación. Eso me pintaría una sonrisa de verdad, de esas que tanto ensayas y pocas veces salen como quieres. Quizás que pase algo no es lo que quiero, quizás sólo quiero que pase ESE algo. A lo mejor no sé que es "ESE algo" o a lo mejor sí que lo sé, o a lo mejor me importa una mierda y sólo busco un punto alrededor del cual sustentar lo que hago, mi vida en sí. A lo mejor sólo estoy esperando, hay esperas muy entretenidas, quizás no espere nada más que esperar. Oquizás ahora mi única ambición sea terminarme el té, o quizás no, quizás siempre quiera más y más y más y más...Es como no borrar nada de lo que escribes, plasmarlo sin más. En cualquier caso, no tengas miedo, es sólo lluvia golpeando en los cristales.


(ola sentido de las cosas, bueno chau)

3 comentarios:

Lorena dijo...

La última frase.
Me ha recordado a las películas en las que no te esperas el final, porque es justo en ese momento cuando todo cambia y todo es al revés.
Me vino a la cabeza leyendo esto. Y me ha gustado.

(voy a por el prozac)

The girl with the dirty shirt dijo...

Echo de menos escribir muchio.
Creo que el cril de mi novio ha encontrado mi blog jajaja


Lo que pasa es que si escribo, escribo cosas demasiado extrañas.

Y bueno, eso.

Mil Aviones dijo...

en el fondo.. nos gusta la lluvia