martes, 29 de marzo de 2011

Romanticismo.

Creo que la connotación actual de este término la ha creado Disney con sus príncipes azules, o quizás la hayan inventado los trobadores con sus amores inalcanzables, o Hollywood y sus películas quinceañeras, o los poetas franceses con sus poesías infinitamente cursis, o quizás fue Becquer, o Neruda.
Lo cierto es que en un principio determinaba una corriente artística más. El siglo XIX parece estar cargado de toda la belleza que se perdió en el oscuro siglo anterior. Pero no quiero hablar de historia. Sólo quiero referirme al término Romanticismo, en el sentido más general, en el día a día, en qué es lo romántico, en quién es romántico.
Objetivamente, para la sociedad occidental, esa que sigue los patrones invariables de modo de vida, pues se me ocurren muchas cosas románticas: una rosa, una carta de amor, unas velas, la lluna llena, una cena para dos, un cine, un cisne, un paseo por la playa, el dia de san valentin, un desayuno en la cama, un beso debajo de un muérdago, una coca-cola duo, un menú duo, un pac de viaje DUO. un helado con DOS bolas... y yo que se... todo está al alcance de aquellos que dicen ser románticos y utilizan lo que la sociedad (consumista) les ofrece.
Vale, para mi todo esto no es Romanticismo. Son solo medios que ofrecen para cumplir las expectativas que otros han colocado en nuestras cabezas. Es decir yo espero una rosa, bien dame una rosa. Yo espero un beso bajo la lluvia con la puta cancion de Wonderwall sonando detrás, bien dame un beso en la lluvia con Oasis de fondo.
Pero es que es todo tan... yo que sé... predecible.

Para mi el romanticismo es mucho más que todo esto. A ver si me sé explicar. Yo puedo llegar a disfrutar de un paseo en la playa mirando el mar y las olas, y del Sol dandome en la cara y del viento y de la lluvia entrándome por el cuello un día de invierno; de una canción, de mirar una nube con una forma extraña, de comerme un helado de chocolate y limón. De una buena peli, de formas y colores, de guiones, de palabras encadenadas, de conversaciones absurdas, de un chiste tonto, de estar tumbada en la cama, y de correr y correr sin parar. De un mirador, de una cabaña, de un bosque, de niños jugando, de ejecutivos discutiendo problemas trascendentes, de vagabundos perdidos a su suerte, de la gente del metro, de lo frenético, de lo tranquilo, de una canción de Estopa y de una de Radiohead.
El romanticismo es simplemente, que otra persona a mi lado, consiga hacerme disfrutar de todo esto y además, que sepa disfrutarlo igual que yo, y que sea de tal forma la satisfacción, que se multiplique por dos la sensación de disfrute por el hecho de que está siendo compartida con la persona que quieres. Que otros ojos te ayuden a ver lo que los tuyos por sí solos no alcanzan, y con ello descubras que se puede disfrutar de una simple mosca volando en una habitación.

Y eso, sí es romanticismo.

7 comentarios:

The girl in the dirty shirt dijo...

Cada día me sorprendes un poquito más.
Otra buena actualización.

Quiero tenerte aquí, y achucharte un poco.

Dani dijo...

Acabo de descubrir este blog por casualidad y la verdad que me ha impactado la frescura de tus pensamientos y el arte con el que los expresas; necesitaba decírtelo ;)

En cuanto a esta entrada, el último párrafo es muy inspirador...

(Si me lo permites) Ten siempre la esperanza de volver a soñar con algo que te haga ilusión; y que un beso sea siempre algo más que un beso.

Encantado de haberte descubierto, te sigo!

dk2 dijo...

No creo que sea más romántico disfrutar mirando una mosca con la persona que quieres que disfrutar en una cena para dos con la persona que quieres. Precisamente por eso creo que da igual lo que hagas mientras disfrutes, pero no a medias, se puede ser romántico en un Starbucks.

Lara Núñez dijo...

dk2, es preciamente eso lo que intento decir en el texto. Puse el ejemplo de la mosca por poner algo MUY vulgar, pero a lo que me refiero es que el romanticismo está en esa atmosfera que se crea cuando realmente conectas con alguien. Y puedes ser romantico en un sturbucks, claro, pero eso está mucho mas visto en la tele, una pareja mirando una mosca nunca ha salido.
Solo queria dejar ese toque contra los medios de fondo, sin desviarme del tema principal, que es el romanticismo real, no el ficticio.

Dani dijo...

Lara, eres una especie de romántica empedernida pseudo-anarca antisistema XD En verdad mola que te cagas jajajajaja (igual suena mal y te molesta XD) Por curiosidad, te apasiona la psicología y/o filosofía?? (yo no sé mucho, son sólo dos hobbies, pero creo que tienen bastante que ver)

Lara Núñez dijo...

Dani! de hecho estoy haciendo la carrera de Psicologia (muy a mi pesar.. o no) Jajaja se aprende mucho sobre uno mismo.
No me molesta tu descripcion, realmente no soy muy romantica, solo ese dia me apetecia hablar sobre eso, debia ser que me tocaron muchos los huevos algunas de mis amigas enamoradas jaja... a veces pienso que deberia estar estudiando filosofia... porque estan menos relacionadas de lo que me creia, la psicologia la enfocan de manera demasiado cientifica, matematica. Para mi eso no tiene sentido, pero bueno al fin y al cabo le puedo dar el enfoque que me venga y me centro en asignaturas como Psicologia social que de verdad son MUY interesantes, cuanto mas lees mas te das cuenta de lo poco que sabes... y mas loco te vuelves!!!!!!!!!!!

Dani dijo...

Ya me olía yo algo!! Jajajajajaja Se nota que te gusta analizar las cosas y/o personas, y reflexionar sobre ellas... Hombre, no sé cómo se estudiará psicología en la uni (yo desestimé la opción por ciertas ramas, y por otras carreras jajajaja), pero en mi experiencia he aprendido que se trata de interpretación personal... Aún así, he de reconocer que tienes una cabecita dificilmente descifrable y, por tanto, jodidamente interesante! Ansío leer algo nuevo :)