lunes, 21 de septiembre de 2009

No me lo des que lo quiero.

Lo quieres.
No lo tienes.
Lo quieres más.
No lo tienes.
Lo sigues queriendo.
No lo tienes.

Lo tienes.
Lo quieres.
Lo tienes.
Lo aprecias.
Lo tienes.
Recuerdas cuando lo querías.
Lo tienes.
No lo quieres.

Lo pierdes.
Lo quieres.
Lo pierdes.
Siempre lo has querido.
Lo pierdes.
Lo buscas.

Lo tienes.
Lo quieres.
Lo tienes.
Lo aprecias.
Lo tienes.
Recuerdas cuando lo querías.
(...)

Y así una y otra vez. Bienvenidos a la realidad.

2 comentarios:

Mil Aviones dijo...

llegara un momento que lo apreciarás tanto que nunca dejarás de quererlo

The girl with the dirty shirt dijo...

Eso me recuerda a algo..

Por cierto, gracias. Ya te explicaré porqué.